Descripción

Las rosas, con su simbolismo de amor y respeto, se entrelazan con los girasoles, que representan la luz y la alegría que la persona fallecida trajo a nuestras vidas. La corona es una expresión de gratitud y aprecio, La combinación de rosas y girasoles evoca una sensación de esperanza y gratitud, recordándonos que, aunque la vida pueda ser efímera, su belleza perdura en nuestros corazones.

Información adicional

Dimensiones800 × 800 cm